martes, 9 de junio de 2009

TRIATLÓN DE POSADAS

Tras varias semanas alternando buenos entrenos con buenas sensaciones y ritmos con otros no tanto, esta semana dudé hasta última hora en acudir a Posadas, ya que me iba aimpedir hacer la sesión larga de bici programada para el fin de semana. Comoquiera que también era la última oportunidad para comprobar en competición como me encontraba, decidí acudir a esta prueba cordobesa a la que vengo acudiendo intermitentemente desde 1990 y donde siempre me he encontrado muy a gusto por el cariño tan especial con el que nos acogen sus gentes.
La prueba se disputaría en esta ocasión por la tarde con lo que no era necesario madrugar ni viajar el día antes, cosa que se agradece. Pese a que el día se mostraba algo desapacible parecía que iba a aguantar.
6 de la tarde, salida desde el agua, sin calentar (sabia elección). La temperatura del agua es muy baja, yo la considero incluso poco segura para la integridad de los triatletas. Pese a que nos indican que está a 15º, haber disputado esta prueba en anteriores ediciones me hace pensar que debe rondar los 12-13º, nada saludable.
Salida “lanzada” y comienzo de un fuerte aguacero que hace que no se vean las boyas (demasiado pequeñas) y que el objetivo de la mayoría sea salir del agua cuanto antes, más por escapar que por perseguir un buen tiempo. Salida del agua, transición normalita de las mías. La carretera mojada la hace peligrosa y mis piernas totalmente heladas no me responden por lo que me cuesta seguir a algunos de los que me pasan. Normalizo mi situación y me siento fuerte y cómodo en mi grupo donde colaboran muy pocos y donde se hace imposible alcanzar al grupo que nos precede ni dejar a los que van cómodamente a rueda. La transición muy rápida como siempre y saliendo a cola de grupo comienzo a remontar. Me encuentro muy cómodo y marcho a buen ritmo alcanzando y distanciando a todos los de mi grupo y alcanzando a algunos del delantero. Al final 6º de mi grupo y 5º andaluz. Muy buenas sensaciones generales terminando fuerte y contento. Lástima de las mediciones que hicieron que la bici no tuviera los 40 km reglamentarios (36), ni la carrera a pie los 10 km (9 km). A mis compañeros de fatiga los ví muy bien: Andrés apunta maneras con su mejoría en el agua, su nivel actual de bici es muy bueno a pesar de que no pudo demostrarlo y a pie solo necesita tiempo porque ya sabemos que puede ir rápido, pronto no le veremos el pelo, sobre todo en pruebas sin drafting y Alfonso que pese a todos sus “achaques” de abuelo cebolleta está fuerte y muy regular en las tres disciplinas. Para el IM UK habrá que atarse los machos y seguro que corroborará el buen trabajo que viene haciendo.

1 comentario:

TriAndres dijo...

Tal como estas ahora y con la mejora que vas a dar en éstas ultimas semananas, en el IM te vas a salir

Al final vamos a tener que dejar la revancha para el año que viene... porque te veo sin hacer el TITAN