martes, 12 de enero de 2010

IM y Maratón

He leído en el foro de elatleta.com un post referente a la conveniencia o no de correr una maratón y en mi humilde opinión a veces se confunden situaciones. A la pregunta de una persona de si se podría hacer una maratón x semanas antes que un IM, ha habido respuestas resueltas de que Marcel Zamora o Clemente Alonso hicieron grandes maratones y después grandes temporadas, reflejándose que las hicieron pese a la maratón. Siempre que hablamos, en deportes de resistencia, de la conveniencia o no de realizar pruebas más exigentes durante la preparación se ponen como ejemplos a profesionales que nada tienen que ver con el triatleta popular. Cuando están por medio puestos, tiempos y no solo el deseo de hacerlas sin más, es conveniente hilar fino con este tipo pruebas, pero cuando solo existe el disfrute son totalmente compatibles. Es cierto que el triatlón ha evolucionado mucho y que para muchos hacer un IM sin más, no es nada especial, siempre está detrás la marca. De hecho solo se ponen en cuarentena las marcas de los populares (estaría mal medido, no está homologado, mi primo me dijo que tenía 1 km menos...), para los pros siempre están bien medidos. Eso hace que exista un estress añadido a la preparación de muchos triatletas en busca de esa marca y por eso en muchas ocasiones los entrenamientos se convierten en disciplinas militares difícilmente entendibles. ¿Se puede correr una maratón sin comprometer la preparación de un IM? La respuesta es clara, sí pero depende. La gran mayoría de los triatletas populares que realizan una maratón manejan volúmenes de kilometrajes muy bajos y el único objetivo es concluirla, ¿existe algún problema? No, no existe un problema, sobre todo cuando muchos preparadores ya incluyen sesiones con altos kilometrajes a SLD semanalmente. ¿Yo la incluiría si mi objetivo es una marca o conseguir ser competitivo? No, de hecho en los IM que he participado solo ha estado una vez la maratón de por medio, no como parte de la preparación, sino que ha estado, porque me apetecía. No me veía capacitado para disfrutar de una prueba así. Cuanto más rápido se corra y más corta haya sido la preparación, más tiempo de recuperación. Esto si compromete una preparación. ¿Será mejor o peor mi resultado por hacerla? Será el que sea, pero no impedirá que continúe motivándome con este tipo de pruebas.
¿Cuántos triatletas de larga serían capaces de hacer una maratón rodándola ahora mismo? Muchos sin duda. Otra cosa es que queramos prepararla específicamente con altos kilometrajes, sesiones intensas de calidad, competiciones y demás. Cada persona es un mundo y meter en el mismo saco a populares, pros y casipros es un error.

1 comentario:

jaimev dijo...

Depende , eso es.

Si la pregunta es ¿hago un maratón para preparar un IM? La respuesta es no. Nadie (que sepa) hace eso.
¿Por qué? Riesgos mucho mayores que beneficios.

Pero si lo que quieres es acabar un maratón porque te hace ilusión , pues OK , pero intenta hacerlo lejos del IM.