jueves, 3 de diciembre de 2009

OÍDO COCINA

Ayer recibí un mail de alguien que habitualmente me dice, “Oído cocina”, esta expresión muy usada en nuestra vida cotidiana y tomada prestada del gremio de la hostelería se usa (o mejor dicho se usaba porque con las modernidades se va perdiendo) cuando los camareros pasan la comanda a cocina a viva voz, y éstos responden "¡oído cocina!". Así saben que la información ha llegado correctamente y se disponen a hacer lo solicitado. Los que entrenamos o asesoramos o recomendamos entrenamientos a veces también escuchamos esta expresión, pero, en ocasiones con diferencias, mientras en cocina sólo y exclusivamente se prepara lo solicitado (no imagino a un cocinero haciendo tres platos cuando le han pedido uno, ni preparando una ensalada de aguacates si se la han pedido mixta), en nuestros pupilos a veces ese “oído cocina” no significa lo mismo y las sesiones se tienden a alargar, se cambian de sitio sin previo aviso, se hacen a distintas intensidades a las indicadas, se añaden sesiones en la misma jornada... con lo que la esencia y la validez de la programación va, con el paso del tiempo perdiendo su razón de ser y los resultados se pueden resentir y ya nunca serán los mismos. No sabremos cuales hubieran sido, pero no serán los mismos. Si entrenamos con regularidad terminaremos caminando pero si cumplimos con las pautas (porque creemos en la seriedad, utilidad y sensatez de los entrenos que nos proponen) quizás nuestros resultados sean mejores. OIDO COCINA

5 comentarios:

ale dijo...

por todo lo contrario no tengo entrenador, ya que SIEMPRE sigo al pie de la letra lo que me ponen, y ahora no me puedo permitir ese estres añadido.
Uno de los problemas está en el money. parece que cuando pagamos hacemos más por cumplir los entrenos pero cuando son gratis no le damos el mismo valor y nos lo saltamos a la torera.

FRAN dijo...

Uf, espero que eso no vaya por mí por haber cambiado hoy la sesión de bicicleta por la lluvia.
Considero que haces un más que inmejorable trabajo con nosotros y tenemos que aportar nuestra seriedad y constancia

TriAndres dijo...

" Haz lo que digo y no lo que hago "
Esa es una gran frase.

Yo estoy contigo, si se cambia el plan no se está consiguiendo lo que se buca con él. Hay que tener confianza y paciencia

Animo !!!

Javier Morilla dijo...

Anda que no ha causado estragos la entradita de la cocina!!! tus pupilos agobiaos, llamándote, sintiéndose culpables, identificados con el "sermón"...jajajaja...bueno, yo te diré lo de siempre: Gracias por los entrenos y OIDO COCINA !!! :-)

JUAN ANTONIO BRUZON SAAVEDRA dijo...

Quien se pica ajos come. De todas formas estoy contento con tod@s aunque de vez en cuando tenga que daros un toque de atención.